martes, 21 de septiembre de 2010

TRASLADOS.

Traslados

Para el traslado de un lesionado se utilizan técnicas y maniobras adecuadas que permiten transportar un lesionado sin agravar las lesiones que presentan ni ocasionar otras (segunda lesión).
 
Reglas generales para el traslado de un lesionado:

Verificar si no hay peligro potencial inminente en el lugar de la emergencia, de ser así se deben aplicar técnicas de traslado para éstos casos.
Tener un plan de acuerdo con los recursos disponibles, estado del lesionado, lugar del accidente, ect, y comunicarlo.
Conocer su capacidad y la de sus compañeros.
Ser cuidadoso al mover a la víctima, hay que tener ayuda suficiente para asegurar un traslado seguro.
Llevar la camilla al lesionado y no el lesionado a la camilla.
Las camillas deben usarse en personas con mayores daños y para recorrer largas distancias.
Antes de transportar cualquier lesionado hay que: Controlar hemorragias, Restablecer la respiraciónInmovilizar fracturas y tratar el shock.
La técnica de traslado a aplicar debe garantizar una buena ventilación al lesionado y facilidad para chequear los signos vitales.
Tomar en cuenta consideraciones como:
Lesiones que tiene la persona.
Tamaño y peso de la persona.
Estado de conciencia del lesionado.
cantidad de socorristas disponibles.
Materiales con que se cuenta,
Distancia al centra asistencial.
 

Técnicas de traslado

Arrastres:

Se utiliza cuando existen peligros inminentes que se hace necesario salvar y trasladar a la víctima sin haber estabilizado previamente sus partes lesionadas.

Arrastre simple: Consiste en agarrar al lesionado por los antebrazos o por los pies, con manta o por la misma ropa y se arrastra, el socorrista camina hacia atrás a un lugar seguro. Este tipo de arrastre debe hacerse sobre suelos lisos.

Arrastre axilar: El socorrista debe tomar por detrás al lesionado , con los brazos a través de las axilas y agarrarse de las manos para luego caminar hacia atrás. Esta técnica es útil para bajar o subir escaleras.

Arrastre de bombero: Este arrastre se utiliza en casos de incendios. Consiste en llagar a la víctima arrastrándose por el piso, se coloca la víctima boca arriba y se les atan las muñecas de sus manos con un pañuelo, correa, etc., luego el socorrista se coloca sobre la víctima y pasará las manos del lesionado por encima de su cabeza, quedando colgando; luego se moviliza gateando y arrastrando al víctima hacia un lugar seguro.

Arrastre con manta: Se utiliza una cobija, manta, sábana, etc.; extendiéndose la misma al lado del lesionado en posición de seguridad y se coloca la manta plegada lo más cerca posible de él, luego se gira hacia la posición normal para que quede encima de la manta. Se arrastra tomando la manta por el lado donde está la cabeza del lesionado

Cargas: Se utiliza cuando existen uno o pocos socorristas, cuando la víctima no presenta lesiones mayores, o cuando se requiere la evacuación rápida de un números de personas.

Caballito asegurado: El socorrista colocará al lesionado sobre su espalda agarrándolo por sus manos para asegurarlo, el socorrista se traslada caminando.

Abrazo de la novia: Se utiliza para el traslado de niños o personas con lesiones leves en extremidades inferiores. Consiste en  tomarlos con los dos brazos pegados al pecho.

Sillas comerciales: Se usa una silla rígida en la cual la víctima es transportada sobre ella entre dos socorristas.

Silla con cuatro brazos: Se necesitan dos socorristas. Consiste en colocar uno de los brazos agarrando ele brazo opuesto y éste a su vez sosteniendo el brazo del otro socorrista.

Silla con tres brazos asegurador: consiste en lo anteriormente expuesto pero en forma de triángulo con los brazos y uno de los socorristas colocará uno de sus brazos en el hombro del otro.

Muleta humana: El socorrista sirve de apoyo al lesionado pasando su brazo sobre el hombro de este.

Carga de bombero: Consiste en que el socorrista tomará al lesionado por sus brazos y colocarlo sobre sus hombros pasando uno de los brazos en medio de las piernas del lesionado y se asegura agarrándolo con una mano el brazo del lesionada y con la otra la pierna
I
mprovisación de camillas
Se realiza por lo menos con dos socorristas y se utiliza cuando la víctima presenta lesiones mayores, permitiendo un traslado horizontal de  la persona con cierto grado de comodidad y seguridad al no producir daños mayores.

Con manta: Se toma una cobija, manta o frazada fuerte, se acuesta al lesionada colocándolo primero en posición de seguridad como en los casos de arrastre con manta pero pero aquí no se enrollan los lados de esta de manera que queden del tamaño del cuerpo de la víctima y deberá ser trasladado por seis socorristas.

Manta y largueros: Se utiliza una manta o cobija  y dos largueras (tubos, palos fuertes, etc.) colocando la cobija extendida en el piso y se doblan los extremos superiores e inferiores  hacia adentro. Se coloca un larguero un poco separado del centro y se dobla la parte más corta. El otro larguero se coloca sobre las dos partes de la manta y se dobla el extremo que sobra.

Tablas: se improvisa cualquier   tabla resistente y rígida. Son las camillas ideales para transportar lesionados politraumatizados, posibles facturas de columna o con lesiones graves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada